Terapia con Ana

Cómo evitar rehacer tu vida

Cómo evitar rehacer tu vida

5 Excusas que te das para sabotear tu vida tras una decepción amorosa

Autora: Ana Hidalgo

Tras una ruptura sentimental toca una etapa bastante dura: volver a rehacer tu vida.

Sin embargo, es probable que la mala experiencia por la que acabas de pasar te haga sentir inseguro, agotado, decepcionado con el mundo… y en definitiva, sientas vértigo a la hora de volver a comenzar.

Revisando mi historia personal, así como la de algunos de mis pacientes y allegados, he visto que, con frecuencia, nos ponemos excusas a nosotros mismos, para sabotear nuestra propia vida, a fin de evitar pasar en el futuro por un dolor similar como el que acabamos de abordar.

Entre las excusas más comunes están:

  • Ahora no es el momento adecuado.

¿Cuándo será el momento adecuado?, ¿qué pasará si este no llega?

Aunque suene duro aceptarlo, nunca llegará el momento en el que los astros se alineen y todo sea perfecto.

Es necesario aprender a actuar y emprender acciones con lo que tenemos delante, con el presente.

Puede que te digas: “es que los niños son pequeños todavía para empezar a salir de nuevo, es que no tengo dinero para salir, es que atiendo varios trabajos y no tengo tiempo, es que…”EXCUSAS.

Las conozco muy bien, durante un tiempo he sido una auténtica maestra de las excusas.

Es importante reconocer la verdad: algo te está frenando a hacerlo, averigua qué es, soluciónalo y adelante.

-“Ana, pero es que a mí de verdad me pasan todas esas cosas, de verdad no puedo”.

Deja que te haga una pregunta, si existiera una fuerza mayor, algo que te hiciera ausentarte digamos una vez al mes, por ejemplo, una enfermedad grave propia, de un familiar o un ser querido, ¿encontrarías el tiempo, el dinero y alguien que cuidara a tus hijos en esos momentos? Probablemente, sí.

Con frecuencia somos nosotros mismos los que ponemos los peros, las excusas… para no rehacer nuestra vida de nuevo.

No te digo que lo hagas de inmediato, sino que pienses sobre ello, quizás exista algún pequeño miedo que te esté frenando en estos momentos.

  • Nadie da la talla.

Después de una gran decepción muchas personas suben “el listón”. De este modo limitan mucho las posibilidades de conocer a alguien nuevo en su vida.

Evidentemente no se trata de conformarse sin más. Es necesario tener claro lo que quieres, pero quizás estés excediendo los requisitos.

Esto me recuerda un poco a algunos anuncios de trabajo, en los que para trabajos bastante sencillos piden más requisitos que para ser Ministro: que hable tres idiomas de forma fluida, que tenga una carrera, don de gentes…

Me da la impresión de que Te pones la armadura antes incluso de que exista una batalla por la que pelear.

Esto me lleva a la pregunta anterior ¿qué es lo que te está asustando realmente?, ¿qué te frena tanto que tienes que poner tantas barreras?

  • Todo vale y nada me sirve.

El lado opuesto al punto anterior también es frecuente.

En estos casos, se va recogiendo todo lo que se encuentra cerca para ver si tarde o temprano se acierta, pero al mismo tiempo, el acumular experiencias fallidas nos sirve para justificarnos: “yo lo estoy intentado, pero no encuentro nada que me sirva”.

El problema está en que con cada mala elección que adoptas minas tu moral, creas más experiencias de fracasos que de aciertos, y esto a la a larga es bastante dañino.

Recuerda que encontrar a alguien no es una necesidad, se puede vivir muy bien sin pareja. Plantéate si lo que esta actitud esconde es un miedo a la soledad.

  • No lo merezco.

Con frecuencia muchas personas creen que deben pagar por sus errores: “es un tema de justicia”.

Sin embargo, la vida no funciona así.

No puedes quedarte parado lamiéndote tus heridas. Se hace necesario levantarse, aprender del posible error cometido y seguir adelante.

Ahora que has conseguido ese aprendizaje y que, por tanto, sabes más que antes, es el momento de continuar y seguir perfeccionándote.

Entre los castigos autoimpuestos que con más frecuencia veo en consulta está el abandonarse. Algunas personas dejan de arreglarse y cuidar su aspecto, de comer, de relacionarse con sus amigos, comienzan a consumir sustancias, abandonan sus hobbies y trabajos…

Las relaciones van y vienes, pero tú siempre vas a estar a tu lado, por lo que no te abandones y cuida tu autoestima y salud mental.

  • No sé hacerlo.

Quizás eres de los que realmente quiere rehacer su vida, volver a salir, a sonreír, a encontrar todo aquello que acaba de perder, pero puede que no sepas como hacerlo.

Si este es tu caso, simplemente reconócelo y pide ayuda.

Nadie nace sabiendo y tras una experiencia dolorosa es normal estar dolido a veces podemos bloquearnos.

 

Te pongas las excusas que te pongas, si quieres llegar a vivir y no simplemente estar vivo, tarde o temprano tendrás que salir de tu mundo interior y emprender acciones que te lleven allí donde quieres ir, enfrentándote a tus propios miedos, ¿por qué desperdiciar tiempo?, ¿qué tal si comienzas hoy mismo a promover tu vida y dejas de auto-sabotearte?

Te recuerdo que, si necesitas mi ayuda profesional como psicóloga, me tienes a tu disposición, tanto para ayudarte a través de internet en terapia on line, como de forma presencial en mi centro de psicología en Alcorcón.

Estás a tan sólo un click de comenzar a cambiar tu vida. Reserva tu cita pinchando aquí.

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”.

 

4 Comentarios

  1. Tatiana Zepeda

    Te felicito por el tema Ana muy interesante y gracias por compartirlo.

    Responder
    1. Ana Hidalgo (Publicaciones Autor)

      Gracias por tus palabras Tatiana, me alegra saber que te gustó.

      Responder
  2. patricia

    muy interesante el tema ana, gracias por compartir, y dar mucho.

    Responder
    1. Ana Hidalgo (Publicaciones Autor)

      Me alegra que te gustara Patricia. Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *