Terapia con Ana

Consejos para aprender a ligar

aprender a ligar

Consejos para aprender a ligar. ¿Se puede aprender a ligar por manual?

Autora: Ana M. Hidalgo

Esta semana me han pedido que muestre algunos consejos para aprender a ligar. Evidentemente, no es algo tan sencillo como puede parecer pues a cada persona le agrada una cosa, y lo que puede funcionar con unas personas, puede que no funcione con otras. Pese a esta premisa bastante básica, existen numerosos manuales de seducción en el mercado, muchos de ellos  muy desafortunados bajo mi punto de vista.

De hecho, para este artículo, he estado ojeando la opinión de otros blogueros en internet y me he sorprendido bastante. Que nadie se lo tome a mal, pero me temo que muchos de los consejos que dan para conquistar están fuera de lugar, guardan demasiados estereotipos, algunos incluso se atreven a señalar cómo nos gusta que nos traten en la cama, qué clase de piropos nos gustan a las mujeres o el nivel de brusquedad que toleramos…MUCHO CUIDADO CON ESTO, que son temas serios…

Yo no sé si las personas que los han escrito ligan o no, pero me he encontrado “piropos” o “frases rompehielos” que a mi modo de ver son muy ofensivos, brutos o están totalmente fuera de lugar. Personalmente no me han gustado, aunque debo reconocer que con algunos me he reído.

Quizás por dedicarme a lo que me dedico, y haberme formado en áreas relacionadas con la pareja y el sexo, muchas personas me han confiado experiencias muy íntimas, y he podido comprobar que toda regla tiene excepciones, que existen multitud de matices y diferencias en cada persona, por lo que no recomiendo creer a pies puntillas todo lo que los manuales para ligar, cortejar, o seducir, nos indican.

Bajo mi punto de vista, si existe algún punto en común para ligar que debería incluirse en estos manuales, sería gustarse a un@ mism@, quererse y cuidarse, por dentro y por fuera. Evidentemente no me refiero a cultivar tu cuerpo y convertirte en modelo, sino en respetarlo y tener salud física y psíquica. Como todos sabemos el papel en el que se envuelva el regalo puede ser importante, pero lo es más el contenido, el interior.

Si bien para gustos están los colores, soy de las que opina que no es necesario ser la persona más lista, guapa, divertida, extrovertida o con más dinero del mundo para poder ligar. De hecho, nadie es un 10 en todo, pero el truco está en conseguir que el conjunto de tu persona merezca la pena, no tanto por atraer a otr@s, sino por ti mism@. Qué bueno sería poder pensar sobre un@ mism@: “SOY LA CAÑA”, ¿no crees?

Para ello recuerda que en realidad es así, cada un@ de nosotr@s es un ser único e irrepetible, y eso nos hace valios@s, no lo olvides.

A veces, cuando queremos ligar, intentamos tanto agradar, que pretendemos adivinar qué es lo que la otra persona espera o desea de nosotr@s, cómo sería su príncipe/princesa azul ideal para intentar convertirnos en ese ser y así alagar y enamorar.

Sin embargo, en estas situaciones, no nos detenemos a pensar si la persona a la que queremos impresionar realmente cumple nuestras propias expectativas. Es muy probable que al profundizar encontremos aspectos que no terminan de agradarnos. Por eso te pregunto: ¿de verdad te merece la pena convertirte en actor/actriz para impresionar a otra persona? La próxima vez prueba a ser tu mism@, a ver qué pasa.

Vengaaaa… Vaaaaaaah…, algun@s dirán que sí les merece la pena fingir, especialmente si lo que buscan es sólo sexo por una noche…

Por eso debemos considerar que el arte de ligar dependerá de muchos factores como qué es lo que entendemos cada uno de nosotr@s por ligar (os aseguro que puede haber muchas interpretaciones). Por eso, no creo demasiado en este tipo de manuales, pues tienden a no contemplar muchos detalles. Veamos algunos aspectos que no suelen considerar:

–          No es lo mismo cultivar habilidades para conseguir una experiencia sexual fugaz que para una relación de pareja duradera.

–          A la hora de acercarte a hablar con alguien, no es lo mismo tener un cuerpazo que uno normalito o poco favorecedor. Ya hemos dicho que el papel con el que se envuelve el regalo también importa, aunque no sea lo que más importe.

–          No es lo mismo ligar en un pub que por internet.

–          No es lo mismo querer ligar con una persona a los 17 años que a los 45…

Por tanto, sin ánimo de iniciar un manual sobre el arte de ligar, opino que el primer paso es quererse, valorarse, e intentar cada día ser una versión excelente de sí mism@.

En cualquier caso, y dado que lo que me han pedido son consejos para ligar, intentaré señalar algunas habilidades que creo pueden resultar útiles, pero eso sí, no las tomes sin más como un credo, al pie de la letra, juzga por ti mism@, piensa qué puede servirte y qué no, cada persona es todo un mundo y afortunadamente no a tod@s nos gusta lo mismo.

  1. Conócete a ti mism@ y valórate.
  2. No finjas ser quien no eres, muéstrate con naturalidad.
  3. Esfuérzate en cuidarte (insisto, por dentro y por fuera. Tu mente y tu alma son también muy importantes, no las descuides).
  4. Se educad@.
  5. Cuida tu higiene.
  6. No des por hecho nada, ni trates de adivinar, pregunta a la otra persona qué es lo que le gusta y lo que quiere.
  7. Cuida tu lenguaje corporal.
  8. Cuando dialogues, realiza una escucha activa, muestra interés.
  9. No te preocupes tanto por el resultado, sino por el disfrutar del proceso.
  10. Mantente atent@ a las señales de los demás y de la situación.
  11. Aparca tus complejos.
  12. No intentes comprar el amor de la persona que quieres conocer.
  13. Ten confianza en ti y atrévete a dar el primer paso, quizás la otra persona sea tímida.
  14. Aprende a conversar.
  15. Sonríe y ríe siempre que puedas pero sin forzar la situación.

Y tú, ¿empleas alguna estrategia para ligar?, ¿crees que es posible enamorarse a primera vista? Cuéntanos tus experiencias, nos serán de gran ayuda.

Para recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo a través de este enlace, estaré encantada de atenderte en mi centro de psicología en Alcorcón, Madrid, o a través de internet.

Ana M. Hidalgo

www.terapiaconAna.com

Sobre la autora:

Ana M. Hidalgo, psicóloga en Alcorcón, y también online. Magister en intervención en la ansiedad y el estrés, te ayudo a superar situaciones difíciles y salir fortalecido de ellas. Si crees que necesitas mejorar algunos aspectos de tu vida y aprender a disfrutar más de aquello que te sucede, suscríbete al boletín gratuito rellenando el siguiente formulario, sin spam y con total privacidad.

2 Comentarios

  1. Alberto José

    Me han gustado mucho tus consejos Ana, muchas gracias.
    Yo tenía una tendencia a contar a los pocos meses (tres o cuatro) mucho de mi, bueno y no tan bueno, de modo espontáneo para que no me idealizaran. Lo corregí y empecé a medir los tiempos para la confianza, y ahora creo que me he pasado un poco al otro extremo y es no contar más que lo bueno de mi (porque pensaba que de mis defectos ya se darían cuenta). El resultado es que muchas veces me han tachado de poco sincero pasado un tiempo y yo no es que las mintiera a las mujeres, pero se sentían dolidas con no haber contado ciertas cosas. Llegar al justo medio es lo que pretendo, ¿pero hasta dónde se puede contar y en que momento? Ahí está la cuestión, que no siempre es sencilla de resolver. Un saludo.

    Responder
    1. Ana Hidalgo (Publicaciones Autor)

      Hola Alberto José, creo que es bueno ser uno mismo siempre, pero sin olvidar que la persona que tengas en frente es igual de importante, por lo que no sólo querrá oírte hablar de ti, sino que también querrá ser escuchada. El encontrar como bien dices el término medio sería lo idóneo a mi modo de ver, pero no siempre es fácil, mucho ánimo.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *