Terapia con Ana

Estrés diario. Estrategias para vencerlo.

estrés diario.

Estrés diario. Estrategias para vencerlo.

Descubre qué hacer cuando el día a día te sobrepasa.

Autora: Ana M. Hidalgo

Con frecuencia queremos atender a más cosas de las que podemos abarcar de una sola vez,  y acabamos soportando un cúmulo de preocupaciones enorme que nos producen estrés diario. No siempre son grandes cosas las que nos preocupan, pero por lo general, sí son excesivas: el informe para el trabajo, organizar el cumpleaños del niño, la revisión del coche, recoger los paquetes que encargamos, arreglar aquello que se estropeó en el momento más inoportuno, la cita médica…

Vivimos a gran velocidad y esto inevitablemente tiene consecuencias en nuestra salud. El estrés diario puede acarrearnos entre otros problemas: ansiedad, depresión, dolores de cabeza y musculares, insomnio, irritabilidad, cambios de humor…

Para poder vencer el estrés diario y disfrutar de tu día a día sin sentir esta sobre carga, te recomiendo que tomes nota de estos 4 tips:

  • Organiza y prioriza. No todo es urgente o importante o necesita resolverse en el mismo momento. Debes elegir y priorizar, y sobre todo, descubre qué cosas son realmente importantes para ti.

Personalmente prefiero parar y retrasar la colada un día o unas horas más, que perderme una buena sobremesa con las personas que quiero, por eso organizo mi día de forma que las cosas importantes para mí ganen prioridad.

  • Crea “tiempo de calidad sin prisas” con los tuyos, y para ti. Aprende a regalarte buenos momentos. Como dicen en el anuncio: “porque tú lo vales”. Aprende a reírte más, esto te ayudará a que tu día sea más llevadero, te servirá para desconectar de tus preocupaciones, y te cargará de energía o incentivo para continuar el día.

Bastan diez minutos al día para relajarte y meditar, hacer el crucigrama que tanto te gusta o simplemente ver tu serie favorita. Debes reservar y convertir “tu momento” en algo inamovible, sin excusas. Aprende a vivir sin limitarte a estar vivo.

  • Asume que no eres un superhéroe ni tampoco el ombligo del mundo. No puedes estar en mil sitios a la vez para solucionar todo, al igual que no todo lo que sucede a tu alrededor depende de ti o puede quedar bajo tu control, debes asumir que algunas cosas escaparán a tu control y que necesitas de otros.

Si eres de los que están acostumbrados a solucionar todo por ti mismo, quizás te cueste admitir esta premisa, pero se hace necesaria para no sobrecargarse.

  • Flexibiliza tu mente. La realidad tiene muchas caras y por eso una misma situación puede vivirse de formas muy distintas en función de los pensamientos que la acompañen y, aunque no te lo parezca, todo tiene un lado bueno.

Debes cuidar tus pensamientos. Si te centras en el aspecto negativo de lo que te sucede, en tu estrés diario, tu mente creará un bucle de pensamientos negativos, y te provocarás un “cortocircuito”, esto es: estrés. Sin embargo, si consigues tener una mente más flexible, te resultará más sencillo encontrar el lado positivo de las cosas y podrás aprender a valorar lo que tienes y encontrar la felicidad.

En cualquier caso, y aunque estos sencillos tips te ayudarán a tener menos sobrecarga diaria, y vencer el estrés diario, si piensas que tus preocupaciones son excesivas, puedes completar la información con los post cómo vencer las preocupaciones excesivas y cómo superar una situación difícil.

Si deseas recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo a través de este enlace, estaré encantada de ayudarte.

Ana M. Hidalgo

www.terapiaconAna.com

Sobre la autora:

Ana M. Hidalgo, psicóloga magister en intervención en la ansiedad y el estrés, te ayudo a superar situaciones difíciles y salir fortalecido de ellas. Si crees que necesitas mejorar algunos aspectos de tu vida y aprender a disfrutar más de aquello que te sucede, suscríbete al boletín gratuito rellenando el siguiente formulario, sin spam y con total privacidad.

2 Comentarios

  1. Pingback: Un hábito que cambiará tu perspectiva: Mindfulness

  2. Pingback: ¿Por qué funciona la psicoterapia? - Terapia con Ana

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *