Terapia con Ana

¿Sabemos elegir pareja? Motivos por los que escogemos mal

elegir pareja

¿Sabemos elegir pareja?, ¿Por qué la escogemos mal?


 

Encuentra los 5 motivos más frecuentes a la hora de elegir pareja.

Autora: Ana M. Hidalgo

Cuando hablamos de relaciones de pareja, al menos en nuestra cultura actual, suelo afirmar lo que entiendo es una gran dolorosa verdad: tenemos la pareja que nosotros mismos hemos elegido. Cuesta muchísimo admitirlo, y lo digo desde mi propia experiencia, pero sólo si entendemos la parte de culpa que nos toca podremos seguir adelante y aprender de la experiencia.

A veces escogemos mal, de eso no hay duda, el problema es que nos cuesta reconocerlo: “la culpa es suya, antes no era así…”, “confiaba en poder cambiar su carácter”, “siempre presentí que era un diamante en bruto que había que pulir, pero ahora veo que es sólo circonita”

Si a veces nos equivocamos eligiendo un sabor de helado, un detergente, o una crema facial, y eso que lo hacemos con relativa frecuencia, ¿por qué no podemos equivocarnos al elegir pareja que es algo en lo que solemos tener menos experiencia?

Quizás precisamente ese sea el problema, la falta de práctica y las ideas preconcebidas y erróneas que tenemos sobre el amor. Es decir, escogemos mal porque nos basamos en principios erróneos a la hora de escoger. Aquí te dejo 5 de los errores más frecuentes al elegir pareja:

  • ES MI AMOR PLATÓNICO. Debes encontrar tu media naranja o estarás ¡¡¡incompleto!!! — Con esta afirmación siempre he alucinado… somos seres completos con o sin pareja, aunque nos quieran vender la moto de otra cosa, pero para tenerlo así de claro debes conocerte y valorarte. Es genial que tu pareja te aporte y te ayude a crecer, pero cuidado con escogerla solamente porque piensas que sin esa persona tu vida estaría vacía, eso es dependencia por tu parte y hará que a la larga pierdas aquello que te hace ser quien eres en realidad.

  • SE ME PASA EL ARROZ. Debes tener pareja antes de cierta edad o te quedarás “para vestir santos”.— Y si me gusta estar solo/a, ¿de verdad eso es vestir santos, pensar por uno mismo y no ceñirse a convencionalismos? No te dejes presionar por las prisas de los demás, hay cosas que es mejor tomar con algo más de calma y marcar tu propio ritmo.

  • SOY SU ÁNGEL SALVADOR. Sólo yo podré ayudarle a cambiar, con un poco de paciencia y mucho amor lo convertiré en un príncipe/princesa en un príncipe o en una princesa?, lo más normal es que las ranas sean ranas toda su vida, y si tú también eres rana perfecto, pero si no, la unión será muy muy difícil.

  • ES TODO LO CONTRARIO A MI EX. Aunque lo dudo mucho, porque tendemos a repetir ciertos patrones, creo que no es motivo suficiente para elegir a alguien como tu pareja. Un orangután o un canguro también son diferentes a tu ex pero creo que no son la mejor opción. Hasta el ex o la ex más desastre, posiblemente tuviera alguna cualidad que pudiera salvarse y que te llevó a elegirl@ en el primer momento.

  • ES LO QUE MEREZCO, NO PUEDO ASPIRAR A MÁS. Cuando no te valoras lo suficiente tiendes al conformismo, e incluso buscas inconscientemente perfiles de personas que sabes te harán infeliz a modo de autocastigo impuesto. Atrévete a salir de esta dinámica y aprende a valorarte, si es necesario, busca ayuda profesional que te ayude a lograrlo.

Estos son 5 de los errores más frecuentes, pero por supuesto hay muchos otros.

Y tú qué opinas ¿cuáles crees que fueron los motivos por los que alguna vez escogiste mal a tu pareja? Deja tus comentarios, podrán servir de aprendizaje a otras personas.

Si deseas recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo a través de este enlace, estaré encantada de ayudarte.

Ana M. Hidalgo

www.terapiaconAna.com

Sobre la autora:

Ana M. Hidalgo, psicóloga magister en intervención en la ansiedad y el estrés, te ayudo a superar situaciones difíciles y salir fortalecido de ellas. Si crees que necesitas mejorar algunos aspectos de tu vida y aprender a disfrutar más de aquello que te sucede, suscríbete al boletín gratuito rellenando el siguiente formulario, sin spam y con total privacidad.

2 Comentarios

  1. Pingback: Cómo elegimos a nuestra pareja

  2. Pingback: hasta qué punto mi infancia afecta a mi elección de parejas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *